Extraer la muela del juicio es un proceso más pesado que extraer otros dientes. Esto se explica por la estructura anatómica. A menudo, las muelas del juicio están localizadas en la encía e inclinadas hacia su “vecino”, por lo que tienen una raíz curva.

El nombre de muelas del juicio se debe a su aparición en edades avanzadas. Cuando las muelas del juicio aparecen, normalmente las personas sienten incomodidad.

La sintomatología que los pacientes pueden parecer cuando aparecen sus muelas del juicio  suele consistir en:

  • Sensaciones desagradables en la mandíbula, que afectan a la región temporal, el oído, el cuello, la laringe, etc. Debido a esto, el ganglio linfático en el cuello a menudo se inflama por el lado correspondiente.
  • Migrañas.
  • Dolor muscular en la zona de los pómulos.

La muela del juicio crece cuando la mandíbula ya está formada, por lo que el proceso inflamatorio y la incomodidad son inevitables. Muchas personas experimentan no solo incomodidad, les es difícil abrir la boca, masticar la comida, tragarla e incluso beber agua. Si el tratamiento no llega a tiempo se puede formar un quiste en esa área.

PERÍODO DE REHABILITACIÓN

Si la extracción de la muela del juicio se hace sin incisiones en la encía y no tiene otro tipo de complicaciones, el período de rehabilitación es de 2 a 4 días. En consecuencia, si la extracción ha sido difícil, la recuperación demorará entre 1 y 2 semanas. Es muy importante seguir todas las recomendaciones del médico después de la operación. Se recomienda seguir un tratamiento con antibióticos para tratar la inflamación de la zona.

Además, en el período de recuperación, es bueno seguir las siguientes indicaciones:

  • Enjuague la boca con solución salina. Esto fomenta la rápida regeneración de los tejidos y su curación.
  • Aplique hielo en la mejilla para aliviar la incomodidad y eliminar la hinchazón.
  • El primer día después de la cirugía no beba, pero lubrique los labios con algodón humedecido en agua.
  • No fume ni beba alcohol durante una semana después de la operación.
  • Para consumir durante la semana después de la extracción se recomienda comida triturada caliente.
  • Consulte a un médico si el sangrado de la herida dura más de un día.

¿CÓMO DE DOLOROSO ES EL PROCEDIMIENTO?

Este problema es uno de los que más preocupa a los pacientes. Si se acude a clínicas dentales profesionales y bien equipadas, la extracción será indolora. El dolor puede acompañar al paciente solo durante el período de rehabilitación, cuando la anestesia deja de funcionar. Pero esto es absolutamente normal. Para eliminar el dolor, solo necesitas tomar analgésicos.

Para que el procedimiento de extracción no sea doloroso, los médicos primero descubren si una persona es alérgica a los anestésicos (analgésicos). De lo contrario, la anestesia de infiltración se inserta en la encía directamente en la raíz, dado que es ahí donde hay terminaciones nerviosas.