Usar un cepillo de dientes adecuado

Al utilizar un cepillo de dientes, debes de tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Si las cerdas de tu cepillo de dientes se ven realmente “deshilachadas”, es hora de comprar uno nuevo. Debes hacer esto cada 2-3 meses, ya que limpiar los dientes con un cepillo gastado es mucho más extenuante y menos efectivo.
  • Elige un cepillo de dientes suave o con dureza media y una cabeza corta.
  • ¿Tienes un cepillo de dientes eléctrico? De vez en cuando, reemplaza los accesorios del cepillo del mismo modo que reemplazarías un cepillo de dientes normal.

La pasta de dientes correcta

  • Asegúrate de que la pasta de dientes contenga flúor, actúa como una protección adicional de los dientes contra la caries.
  • Ten cuidado con las pastas dentales blanqueadoras. A veces pueden contener una mayor concentración de componentes abrasivos que gradualmente desgastan los dientes.

La técnica correcta de cepillado

  • El cepillo de dientes es al fin y al cabo una herramienta en tus manos.
  • Recuerda cepillarte no solo los dientes anteriores, sino también los dientes posteriores, que son los más importantes a la hora de masticar. También debes tener en cuenta que cada diente tiene múltiples superficies, un hecho que a veces se olvida fácilmente.
  • ¡Cepilla primero los puntos difíciles! Cuanto más tiempo te cepilles los dientes, menor será tu motivación. ¡Así que deja los lugares fáciles para el final!
  • Comienza con las superficies internas en la mandíbula inferior y superior. Finalmente, limpia las superficies de masticación.
  • Otros elementos que complementan al cepillo de dientes son el hilo dental y los cepillos interdentales. No es necesario usarlo todo, en la mayoría de los casos será suficiente con usar uno de esos complementos junto con el cepillo de dientes.

El hilo dental

  • Con el hilo dental mejoras la limpieza en los espacios interdentales, lugares en los que las cerdas del cepillo de dientes no encajan. Tratar con el hilo dental requiere algo de práctica, pero es fácil de aprender.
  • Estira un trozo de hilo dental entre el dedo índice de una mano y el pulgar de la otra y, a continuación, tira suavemente sobre el punto de contacto en el espacio interdental. Haciendo un movimiento cuidadoso hacia arriba y hacia abajo, la superficie del diente en el espacio interdental se libera de la placa dental más blanda.
  • Puedes consultar más información acerca del correcto uso del hilo dental aquí.