¿Que son la gingivitis y la periodontitis?

Son las dos principales enfermedades periodontales o de nuestras encías. Provocadas por bacterias que afectan a nuestros tejidos dentales, aunque hay otros agentes que influyen en dichas enfermedades, como pueden ser el genético, ambiental , etc..

¿En qué diferenciamos ambas enfermedades?

Podemos diferenciarlas como dos fases de una misma enfermedad o como evolucion de la misma.

En la fase de gingivitis, nuestras encías presentan un proceso inflamatorio que puede ser reversible. En cambio, cuando hablamos  de periodontitis, además del proceso inflamatorio de la encía están afectados los tejidos que dan soporte a los dientes (hueso alveolar). Una vez se destruye, ese proceso es irreversible.

A nivel bucal, el principal efecto y la última fase es la perdida dentaria una vez el hueso alveolar es destruido, pero a lo largo de dicho proceso habrá otros síntomas y manifestaciones  que pueden llamar nuestra atención como son el sangrado , la halitosis, la separación dental, abscesos, movilidad dentaria, dolor, todas afectaran a nuestra calidad de vida.

Por lo tanto, podemos concluir  que los beneficios que nos aporta un temprano tratamiento periodontal es que evitará la pérdida de nuestras piezas dentales, dato amparado por estudios recientes que afirman que un paciente tratado periodontalmente tiene sesenta veces menos posibilidades de perdidas dentales.

Un rápido diagnostico y su tratamiento frenará la evolución de la enfermedad y hará que nuestra boca este saludable, mantenga su funcionalidad y no pierda su estética.

Para ello, el paciente debe estar concienciado y conocer, a través del profesional que le trata, la enfermedad y sus consecuencias, y como él mismo puede colaborar en moderar el desarrollo de la periodontitis.